Suele pasar en estas fechas del año, que todos hacemos balance, olvidamos los malos sentimientos y experiencias, aunque hayamos aprendido de ellas, nos quedamos con todas las cosas buenas, los pequeños detalles que nos dan fuerza y felicidad para seguir adelante. Hoy, si me permitís el ratito pasteloso, quiero dar gracias por todas las muchas cosas que cada día recibo de vosotros, por cada comentario del que aprendo, por cada sonrisa que compartimos, por cada idea que veo nacer…

Es el momento de recordar a todas las personas con las que compartimos la vida de una u otra forma, de buscar soluciones a viejos problemas que no dejamos atrás, de pensar en propósitos para Año Nuevo, y sobre todo, de seguir creyendo que se puede, que podemos, que no nos faltan ganas, ni pasión, ni ilusión en cada cosa que hacemos.

Me quedo con cada minuto, cada tweet, cada palabra. Me quedo con lo aprendido, lo enseñado, lo compartido y lo debatido. Me quedo con mi gente, esa que siempre está hasta cuando soy yo la que no está. Me quedo con el presente y el futuro, y me llevo el pasado guardado en un cajón, para un día de lluvia. Me quedo con el regalo de seguir compartiendo mi vida con personitas especiales que dan sentido a la locura y el estrés, a las prisas y las tensiones. Mis personitas on, mis personitas off.

Y bueno, no sería un buen año, si no lo cerrase con algo que se queda atrás, ¡y algo que empieza! Y es que para seguir adelante, algunas cosas deben quedarse atrás, y en este caso, se queda atrás A2, con tristeza y nostalgia, pero con la alegría de saber que lo que viene (que ya os contaré… tachánnnn), es un nuevo comienzo para todos los que empezamos A2 hace ya un par de años, una nueva vuelta a la rueda de la fortuna.

Y es que hay que moverse, hay que ir más allá, seguir caminando para hacer el camino… Y poner, rumbo al norte ;o)

GRACIAS A TOD@S, un año más.

¡FELIZ 2014!

feliz-2014

 

Share This

Share This

Share this post with your friends!

Share This

Share this post with your friends!