Los que me conocen siempre preguntan cómo alguien con una formación y vocación humanista acaba haciendo Social Media Marketing y Empresa 2.0… Los que no me conocen se sorprenden cuando ven en mi bio mi bagaje y títulos en Literatura y Filología… Y sin embargo, para esos pocos que comparten mi día a día, no podría ser de otra forma, y es que si algo me define es la necesidad de cambio y de evolución.

Cuando leí aquellas palabras de Steve Jobs “Me gusta vivir en la intersección entre las humanidades y la tecnología” , sentí algo muy similar a lo que se expriementa cuando en una canción triste parecen estar hablando de uno mismo y no hay forma de explicarlo ni expresarlo de una forma más sencilla y clara.

Y es que sí, mi corazón está allí donde lo humano florece, “Homo sum, humani nihil a me alienum puto*”, pero desde que vi la casi olvidada Juegos de Guerrra allá por el 83, no dejé de pedir un Spectrum ya fuese por mi cumpleaños, santo o reyes magos, hasta que unos añitos después lo conseguí, mi primera “maquinita”, como mi madre (Feliz cumpleaños, mamá) siempre lo llamaría, ya fuese el Spectrum, el IBM o mi primer clónico handmade montado con todo mi cariño e ilusión conectado a mi primer modem, de aquellos del famoso ruidito insufrible para conectar, que además, provocaba todo tipo de discusiones familiares porque te dejaba sin teléfono. A partir de ahí, el camino parece más obvio, más nítido: internet, foros, los primeros blogs, la web, la creatividad web, los contenidos, la publicidad online…

Spectrum 48K

Spectrum 48K

Y aquí estoy, sentada en mi escritorio con varias pantallas y dispositivos electrónicos, delante de mi máquina que poco tiene ya que ver con aquel primer Specrum, pero que mantiene siempre en común lo más importante, la persona, las ganas de seguir aprendiendo, de ser lo que hoy llamamos un early adopter, de ser, al fin y al cabo, alguien que siempre busca.

Y si algún día dejo de buscar, no será porque haya encontrado, sino porque habré dejado de tener ilusión y ganas, y eso, sinceramente, espero que sólo pase, el día que regrese a lugar del que vine, sea cual sea, y esté donde esté.

 

 

 

 

* Nada de lo humano me es indiferente, Terencio… La dejo en latín porque es mi tercer amor, como buena filóloga ;o)

 

Share This

Share This

Share this post with your friends!

Share This

Share this post with your friends!