Poco puede decirse del gran genio de Apple que no se haya dicho ya. Hoy sólo quisiera dejar un espacio en mi rinconcito bloguero en memoria y homenaje de uno de los innovadores, creativos y comunicadores más grandes que ha dado la historia, si no el más. Por encima de todas las polémicas y más allá de sus polémicas y críticos (mide tu fama y éxito no según los amigos que tienes, sino los enemigos), Steve ha sido un gran pensador que ha creado escuela y que como a todos los genios, será recordado por sus logros y méritos. Personalmente lamento la pérdida de un hombre tan valioso para el mundo en cuanto a la tecnología y la innovación: no usé mi primer aparato Apple hasta que empecé a trabajar en USA, con un Mac que ahora es casi una pieza de museo. Desde entonces, sólo he usado máquinas Apple, y no es una cuestión de “marca”, de “secta”, yo no soy informática ni técnico, para mí, simplemente se trata de algo tan lógico como que era y es mucho más simple, fácil, cómodo y seguro trabajar con un Mac para mí, al menos, que lo único que quiero es trabajar sin que me molesten, encender el ordenador y trabajar. Luego vino el iPhone, y después el iPad, encaja ¿no?
El mago que conseguía hacer que el trabajo fuese algo maś simple y eficiente delante de un ordenador. Ya sé que a muchos les gusta “trastear” (también pasé por ahí) y que para eso mejor Linux, o incluso Windows, pero lo siento, yo sólo quiero trabajar en lo mío, ya sea para escribir, diseñar, pensar o investigar.
Mis condolencias a sus seres queridos, porque realmente, son ellos quienes han perdido algo que ya nunca más podrán recuperar…

Thanks Mr. Steve Jobs.

Share This

Share This

Share this post with your friends!

Share This

Share this post with your friends!