Hoy me váis a permitir que me lleve un poco más a mi terreno Dircom el tema del post y os lance este nuevo elemento de la  teoría de la comunicación 2.0 por así decirlo, que últimamente estoy investigando (igual me lo estoy “inventando” o le estoy dando forma marketiniana, porque no he leído aún nada al respecto): la psicosemántica, ¿un “palabro” más que añadir a la cesta del Marketing Digital? En realidad ya está inventada, sólo que se me ocurre desde mi yo-filólogo aplicar el concepto al Social Media, al Marketing 2.0. La psicosemántica se define como la “semántica de las representaciones mentales”, (la semántica, para los neófitos en el tema, se ocupa del significado de las palabras). Es decir, se trata de los factores psicológicos que inciden sobre el significado de las palabras, ahora sí parece tener bastante sentido para el marketing, ¿por qué? El rey es el contenido y una de las formas más eficaces de conseguir que nuestro contenido sea de valor, es conocer a fondo el lenguaje, las acepciones, los matices, las implicaciones y el impacto que los vocablos tienen en la mente de nuestra audiencia.
El estudio psicosemántico 2.0 para llegar a la mente de tu  audiencia
Las palabras tienen, como sabemos un referente, un significado y un signo, la relación entre ellas es totalmente arbitraria, pero digamos que añadimos un elemento más a la ecuación: la representación mental, eso que el receptor del mensaje entiende y que tiene tantas variables como culturas, entornos, vivencias, etc, existen, y no hace falta recordar que el marketing 2.0 es pura experiencia de usuario

Conocer bien el lenguaje de nuestra audiencia es fundamental para entender cómo piensa, por qué utiliza determinadas palabras y no otras, qué perfil cultural tiene, qué registro le resulta más cómodo, es decir, cómo es más óptimo relacionarnos con la audiencia, cómo comunicar de una forma más eficaz.
El Marketing se ocupa de perfilar a la audiencia, nos dice quiénes son, su género, su poder adquisitivo, qué canales emplea para interaccionar, cómo lo hace, qué educación tiene… Pero ¿sabemos con certeza en qué tono le gusta que le hablemos? ¿Conocemos bien su mundo referencial? No olvidemos que un idioma, una lengua, no es sólo una conjunto determinado de expresiones, léxico, sintaxis, palabras, fonética, etc, un lenguaje es una forma de entender el mundo, una cosmogonía necesaria para interpretar nuestra realidad, y por lo tanto, es trascendental que conozcamos a la perfección ese “universo” particular, de ahí el valor que adquieren las comunicaciones, un buen comunicador que sepa analizar, determinar, comprender, medir, y mimetizar a tu audiencia.
No es más culto ni mejor comunicador quien mejor se expresa en términos “literarios” ni quien emplea términos más cultos al hablar, sino quien más registros tiene, quien es capaz de hablar con cualquier interlocutor de tú a tú. Hay muchas personas cuya prosa es realmente hermosa, atrae al lector, pero son incapaces de cambiar de registro: no son aptos para generar contenidos en el mundo 2.0 a nivel funcional de marketing, es decir, corporativo.
El buen comunicador en los Medios 2.0 es aquel que entiende la psicosemántica, que percibe los matices, que ha escuchado y leído tanto, que se mimetiza completamente con su audiencia, eso sí, siempre dándole un toque personal de valor coherente con la marca, sea esta personal o profesional.
No he encontrado nada por ahí sobre psicosemántica (a la que me gusta llamar psicosemántica digital, comunicacional o 2.0…) relativo a la Comunicación 2.0 y el Marketing Digital, así que en el libro que ando tratando de terminar dedico un capítulo a todos los aspectos que los relacionan, ya que es un tema que cada vez cobra mayor importancia y que a duras penas me cabe en un post sin ser demasiado denso. Esa “alquimia” de la que ya hablé el otro día y que tanto tiene que ver con la “conjugación de las palabras”…
¿Alguna vez habéis pensado en la psicosemántica como elemento de comunicación 2.0?


Nota… Perdón si me he puesto muy densa o técnica hoy… es la filóloga que llevo dentro, que no para de investigar, jugar, desmenuzar y teorizar… Después de todo, lo que más me gustaba en mis años docentes universitarios era la investigación y la teoría… 



Artículos relacionados: 

Si te ha parecido interesante el contenido puedes compartirlo en los Social Media, y si quieres postear este artículo en tu blog o website, contacta primero a la autora para evitar conflictos con el copyright.
Share This

Share This

Share this post with your friends!

Share This

Share this post with your friends!