La mayoría de los economistas aconsejan como tendencia filosófica y receta para salir de la crisis, hacerse freelance. La responsabilidad de sacarnos a todos de este sinsentido parece recaer ni más ni menos que en uno de los sectores más castigados por ella: los freelance, autónomos y emprendedores. Si no encuentras trabajo, emprende. La realidad es mucho más complicada que eso, entre otras cosas porque sin entrar demasiado en los conflictos y problemas de los pequeños negocios y freelance, sin capital es misión imposible emprender. Como sabeis yo no soy Freelance ni tengo empresa propia, soy una asalariada que recibe su nómina a final de mes, pero la mayoría de mis colegas son freelance, y sin duda, la gran mayoría de preguntas y dudas que me llegan a través de email o Twitter son de freelancers que tratan de sobrevivir a duras penas; así que en este post de hoy, me gustaría reflexionar un poco sobre cuáles son los principales problemas de los Community Manager freelance, los profesionales, no los vende-humos.

  • Conseguir clientes: obviamente el principal problema es conseguir clientes, sobre todo si no tienes un nombre, y aunque lo tengas, convencer a una empresa para que te pague algo medianamente razonable por algo que no entienden bien, cuyo beneficio es a largo plazo y que difícilmente asimilan como necesario, es una tarea más que compleja. Ya de por sí, conseguir una entrevista o reunión con el Gerente de una empresa es complicado: si la empresa tiene un mínimo de proyección preferirá posiblemente contratar a alguien, formar a alguien o ir directamente a una agencia, que parece ofrecer mayor seguridad y confianza que esta persona que viene a “venderme la moto”, por así decirlo.
  • Las tarifas: seamos realistas, un freelance, con todo lo que tiene que pagar entre IRPF, autónomo, impuestos,  etc, necesita que sus ingresos sean al menos el doble de lo habitual para poder seguir adelante, dicho de otro modo, si quieres tener un sueldo de al menos 1800€, necesitas conseguir unos 3500€… Ello conlleva muucho trabajo, esfuerzo y por supuesto, unas tarifas medias acordes a la profesionalidad (no insisto en este tema más porque ya sabéis que en posts anteriores hemos hablado de los salarios y tarifas de los CM freelance)
  • Las agencias: ¿por qué son un problema las agencias? Porque son intermediarios y como tales, obtienen un gran beneficio gracias a tu trabajo casi gratuito. Es demasiado habitual trabajar de la siguiente manera: la agencia contacta a un freelance, le pide esto, aquello, presupuestos, estimaciones, consejos, ideas…, todo ello sin la menor remuneración pero con la promesa de que una vez uno de sus clientes acepten sus propuestas, trabajarás con ellos. Dicho de otro modo, tú hazme los planes, las propuestas y los presupuestos sin que yo te pague nada, que yo se lo presento al cliente como propio, para luego dejarte (o no, a ver quién lo asegura) participar en el desarrollo de la campaña. ¿Trabajaríais así? Yo personalmente no, pero ya he oído a más de tres y cuatro colegas freelance a los que les “imponen” dichas condiciones. Lo curioso, en cuento le hables a la agencia de que esa metodología no es aceptable porque estás trabajando para ellos de “gratis”, desaparecerán y se buscarán a otro “mono” para que les haga el mismo trabajo, con lo cual queda demostrado que no tenían el más mínimo interés en contratar tus servicios, sino sólo en explotarte (de otro modo, a pesar de poner las cartas sobre la mesa, la agencia continuaría contando contigo, obvio ¿no? Entiendo que la agencia se proteja, que necesite conseguir clientes para poder trabajar, pero a su vez, la agencia debe atender al trabajo que está pidiendo al freelance y ser más consciente de sus inquietudes y problemas, al menos, con mayor transparencia.
  •  Cobrar: como a todos los freelance en general, a los CM les cuesta que las empresas cumplan los plazos. Lo habitual es que antes de comenzar a trabajar con un empresa, una vez se aceptan presupuestos y condiciones, la empresa adelante un 30% ó 40% del total presupuestado y comenzar a trabajar. La realidad es que si no empiezas a trabajar sin haber cobrado dicha cantidad, posiblemente pierdas el trabajo. De ese modo, cada vez escucho más colegas que comienzan una campaña (de Adwords, incluso, pagada en principio con su propio bolsillo) y por lo tanto, la empresa comienza a obtener beneficios, cuando está todo montado te dicen, no gracias no lo queremos, a lo sumo te pagan lo que hayas gastado (con suerte) y alguien de dentro continúa la estrategia y campaña que tú has hecho y puesto en marcha.

Estos son algunos de los principales temas por los que se quejan mis colegas Community Managers freelance o autonómos, además de las contingencias “administrativas” y “sociales”: en nuestro país, cuando alguien emprende, cuando quiere montar su propio negocio, es un “loco” que “a dónde va ese ahora a montar su empresa como si fuese a llegar a algo”, y además, si cae y fracasa, lo cual es bastante habitual desgraciadamente, “yo ya se lo advertí, que era una tontería”…

Es en cierto modo, una dinámica muy similar a diseñadores y periodistas freelance, entre otras profesiones, pero como digo, no soy Freelance, y no soy (ahora, porque lo he sido) Community Manager, por eso me gustaría saber qué pensáis ¿sois freelance? ¿Qué otros problemas os encontráis habitualmente?

Artículos relacionados
Si te ha parecido interesante el contenido puedes compartirlo en los Social Media, y si quieres postear este artículo en tu blog o website, contacta primero a la autora para evitar conflictos con el copyright.
Share This

Share This

Share this post with your friends!

Share This

Share this post with your friends!