No sé si estaréis o no de acuerdo con la afirmación, pero, independientemente de que haya excelentes comunicadores afortunadamente, hay una gran cantidad de personas trabajando como Community Managers que no saben comunicar, y cuando digo comunicar, me refiero a ese trabajo de conversación, comunidad, participación, engagement y generación de contenidos que habitualmente asociamos al Communty.

Conozco a algunos que no han tenido otra opción que ponerse a, como ellos dicen, “manejar” el Facebook, el Twitter y el blog de la empresa. Otros, tienen unos excelentes conocimientos técnicos, son magníficos SEO, Analistas, etc, pero no saben comunicar, otros, no tienen un plan, una estrategia, y así, suma y sigue. El resultado es obvio, no funciona. Muchas empresas me cuentan que esto de los medios sociales no es para ellos, que no consiguen nada, que no avanzan, y cuando veo sus perfiles, cuando los audito, me encuentro con unos canales de comunicación “unilaterales” en los que se olvidan por completo del usuario, y no sólo me refiero a que usen los medios sociales como altavoz o megáfono de sus propias noticias, eventos y productos, sino que la comunicación carece completamente de una estrategia, no hay línea de contenidos, el Community publica lo que le parece, cuando le parece y, no sé si más grave aún, como le parece. El usuario es el centro de la comunicación en medios sociales, y las empresas, siguen ignorándolo y pensando que los medios sociales son una herramienta meramente “comercial”.

Quizá el problema de base esté en que aún la gran mayoría de empresas no saben qué es un Community Manager, y de hecho, no es extraño que incluso en algunas empresas, el Community sea alguien del departamento de informática, tan sólo porque están con los “ordenadores” y son los freakis que lo saben “tó” de internet y esas cosas… Y bueno, ya sabemos que lo normal es que sea alguien que “está mucho en Redes Sociales y sabe muy bien manejar esas cosas”, sin preparación ni técnica ni mucho menos, comunicativa. Quizá otro problema sea que las empresas quieren “profesiaanles” que sepan mucho, pero de todo, es decir, que un Community Manager sirve para todo en su presencia online, marketing, analista, seo, sem, content, etc.

Y ojo, hay muchas personas que de forma innata comunican mejor que muchos profesionales, pero no podemos siempre confiar en que demos con una persona con tal habilidad, por lo que es trascendental que las empresas y las pymes entiendan que es esencial tener habilidad y competencia comunicativa en medios sociales, de forma específica y diferencial con respecto a la comunicación en los demás medios digamos tradicionales.

Escribir “bien”, no es “comunicar bien” en medios sociales. Y es que la comunicación social, la comunicación 2.0, pasa por una investigación, estudio, análisis y conocimiento previo de los medios, de las audiencias, de la empresa, y de la tecnología, es decir, conocer de forma profunda cómo funciona la comunicación en medios sociales, desde las “tripas” hasta lo que se publica, hasta la ultima coma.

No todo el mundo tiene la capacidad de comunicar igual que no todo el mundo tiene la capacidad de dibujar, aunque todos podamos coger un lápiz y un papel y ponernos a hacer dibujos, pero nos encontramos a diario que muchos Community están ahí, haciendo lo mejor que pueden algo que no saben realmente hacer de forma profesional, sea por imposición, por necesidad, o cualquier otro motivo, y el resultado es que entre todos, estamos desprestigiando una profesión que necesita mucho esfuerzo para mejorar su imagen.

Los que vienen de comunicación lo saben bien, porque llevan años y años sufriéndolo: intrusismo, enchufismo, politiqueo, profesionales poco o nada cualificados, etc. Y lo curioso, es que es algo que vemos muy habitual en otras profesiones, diseñadores, fotógrafos, etc; es como si olvidásemos la especialización, como si dijésemos que unos estudios o una experiencia, no valen nada. Y repito, siempre habrá mirlos blancos que sin esa preparación, sean no iguales, sino mejores, y siempre habrá quienes aún con la formación y preparación adecuadas, no den la talla.

Estoy algo reivindicativa hoy, pero como sabéis, la comunicación es más que mi profesión, es mi pasión, y creo que debemos mimarla y cuidarla mucho más de lo que lo hacemos, especialmente, en medios sociales, cuyo impacto puede ser brutal: para bien, o para mal.

¿Quién le pone el cascabel al gato?

 

Artículos relacionados:

Social Media: ¿por qué dejamos de lado la estrategia en comunicación y nos centramos sólo en el marketing?

¿Es el Community Manager un comercial?

Estrategia, conversación, colaboración y compartir, las mejores herramientas para el éxito en Social Media

Esencial en Social Media Marketing: la curación de contenidos

Tener Community Manager no convierte a tu empresa en Negocio Social

El Plan de Comunicación, el plan de reputación y el manual de estilo

 

Si te ha parecido interesante el contenido puedes compartirlo en los Social Media, y si quieres postear este artículo en tu blog o website, contacta primero a la autora para evitar conflictos con el copyright.

Share This

Share This

Share this post with your friends!

Share This

Share this post with your friends!