Con los Blogs pasa algo similar a lo que con la gallina y el huevo… ¿qué va primero, querer bloguear sobre algo y luego pensar qué, o tener algo que decir sobre un tema y bloguear? Dicho de otro modo, la tipología de los blogueros comienza con una ruta determinada: los que quieren bloguear y aún no saben sobre qué, y los que tienen algo específico que decir y se deciden a contarlo en un blog. Aunque todos los caminos llevan al Blog en este caso, no se determinan de igual forma unos blogs que otros, las estrategias son similares, pero no iguales, en algunos casos inexistentes… Lo que está claro es que para bloguear hay que tener algo que decir y ganas de dedicarle el tiempo necesario para contarlo.

Las motivaciones que pueden llevar a una persona a escribir en un Blog son principalmente personales o prefesionales, con sus múltiples variables y peculiaridades, pero en ambos casos se escribe para ser leídos, no nos engañemos.

Llevar una bitácora es un trabajo que requiere un tiempo y esfuerzo que muchos acometen y muy pocos realizan y mantienen de forma constante, así que lo esencial para ser leídos en primer lugar es sentir pasión por comunicar, tanto si se trata de aspectos privados o personales, como si es algo profesional, la pasión se transmite en cada línea y hace que el lector se engache y se vincule con el autor.

Hay que recordar que quien escribe, el escritor, no es sino un trasunto de un autor que se disfraza de tal personaje para narrar o informar, pero no me voy a meter ahora por los arduos caminos de la teoría narrativa y me centro en el acto mismo de bloguear y sus aspectos fundamentales.

Se puede decir que existe una tipología de blogs según su temática:
    • Blogs instructivos, aquellos que nos enseñan a hacer cosas y/o nos dan consejos sobre determinados temas.
    • Informativos y recopilatorios, por así decirlo; son aquellos blogs que reunen y unifican contenidos de otros blogs, noticias, infografías, artículos, fotos, videos, etc. (Ojo con este tipo de Blogs a nivel SEO porque Google está empezando a penalizar los contenidos repetidos)
    • Listas y análisis de productos y servicios. Muy útiles a la hora de ayudarnos a decidirnos por una u otra marca. Este tipo de blogs, cuando llegan a tener éxito son bastante rentables ya que no les faltan sponsors y publicidad, pero es un largo camino hasta ese punto.
    • Investigación y proyectos. Son Blogs que desarrollan al tiempo que su autor, un estudio sobre el cual se está investigando. Muy útil en ámbitos educativos.
    • Blogs con información útil sobre temas, lugares…: qué hacer en…, dónde ir…, cartelera y crítica de cine, concierto, eventos, etc. Son Blogs que conllevan un gran trabajo pero que pueden con éxito ser rentables con la publicidad.
    • Blogs personales de todo índole y temática.

Si se me olvida alguno, por favor, no dejéis de comentármelo, pero así a groso modo creo que casi todos los blogs tienen cabida en alguna de estas categorías.

Lo principal a la hora de bloguear es tener claro :
1. para qué se escribe
2. sobre qué
3. qué objetivos tenemos
4. qué audiencia podemos encontrar (perfiles de audiencia)
5. conocer el tema y sentir verdadera pasión por eĺ y
6. tiempo, tiempo y paciencia.

A partir de ahí podemos comenzar la estrategia más adecuada acorde con nuestros objetivos (ver estrategia para blogs)

Mi consejo a la hora de escribir en un blog es no querer dar una clase magistral que muestre a los demás cuánto sabemos sobre un tema, sino más bien ser directos, honestos, auténticos y humildes. Una bitácora, sea cuál sea su cometido y motivación, acaba siempre siendo un diario donde evolucionamos y compartimos, aprendemos y escuchamos, damos y recibimos, es pura interacción y diálogo con los demás, y con uno mismo.
Share This

Share This

Share this post with your friends!

Share This

Share this post with your friends!