La crisis no sólo afecta a la economía, sino que contagia a otros aspectos de la vida como es de esperar, por supuesto a la cultura y la sociedad. Sin embargo, nuestra sociedad está quizá sufriendo un cambio trascendental en la forma de interaccionar humana sin precedentes: quizá la aparición del teléfono o los primeros emails pueda equipararse hasta cierto punto ya que facilitaban y agilizaban determinadas tareas profesionales.

La comunicación no sólo evoluciona, sino que se revoluciona gracias o debido a a los Medios Sociales, ya que hemos pasado de un sistema de Sociedad de la Información, un modelo de comunicación unilateral en la que existían determinados agentes que controlaban la información, la segmentaban, la manipulaban, etc, y nos la servían lista para consumir, sin más. Es un sistema que permitía que la información siempre estuviese en manos de unos pocos y con una mínima, si era existente, capacidad de respuesta, y por lo tanto, sin diálogo, sin conversación. Una comunicación de masas, pensaba para un público oyente y pasivo.

Era la época de los grandes comunicadores, los líderes de opinión, y ojo, lo sigue siendo,, porque no cabe duda de que siempre existirán grandes personalidades que destaquen en su área profesional y sean seguidos, escuchados por muchos.

¿Cuál es el cambio?

La Sociedad de la información, de las capacidades tecnológicas de difundir información de forma masiva, hemos pasado a la Sociedad del Conocimiento, a la capacidad humana de gestionar dicha información de forma crítica, y más allá, de difundirla, compartirla, discutirla y hacerla múltiple y conversacional.
Si eres comunicador, si eres periodista, Community Manager o Editor de Contenidos, no puedes olvidar “este pequeño” cambio.
El hablar de capacidades humanas en lugar de capacidades tecnológicas supone que estamos ante un mundo multiplural, multiconversacional, donde las perspectivas, la tolerancia, la convivencia se hacen indispensables, estamos reescribiendo la forma de relacionarnos.
La comunicación de masas de la época de la sociedad de información suponía una ruptura de vínculos emocionales en la que la comunicación se trataba como algo impersonal y deshumanizado, por así decirlo,  en definitiva, una comunicación que da poder aristocrático a quienes la ostentan de un modo casi absolutista.
Las Redes Sociales han cambiado ese modelo, los Blogs son cada vez más  un medio de influencia, de conversación y diálogo, y todos queremos compartir información, consumirla, dar una opinión que nos lleve a una perspectiva mucho más amplia y rica de la realidad. Es la era de los influencers
Dicho de otro modo, hemos pasado de los “comunicadores” a los “conversadores“: cada vez que un profesional comparte una información, debe ser consciente de que será no sólo leído, sino comentado, compartidos, sometido a diálogo: es la era de la interrelación, de la conversación, y más aún, si compartes una información pero te limitas a ponerla en facebook, twitter, blogs, etc, sin escuchar, sin contestar, sin generar un diálogo, dejarás de ser interesante, porque ese modelo está obsoleto, un modelos 1.0 que no responde, que no escucha, y que no interacciona.
Nuevos valores: empatía, solidaridad, tolerancia, interrelación, conversación, humanidad, humildad, colaboración…
¿Comunicas o conversas?
Artículos relacionados: 
Mundo referencial y psicosemántica: nueva teoría de la comunicación

Si te ha parecido interesante el contenido puedes compartirlo en los Social Media, y si quieres postear este artículo en tu blog o website, contacta primero a la autora para evitar conflictos con el copyright.

Share This

Share This

Share this post with your friends!

Share This

Share this post with your friends!