23 abril, 2012

Éxito en Social Media: ¿comunicas o conversas?

La crisis no sólo afecta a la economía, sino que contagia a otros aspectos de la vida como es de esperar, por supuesto a la cultura y la sociedad. Sin embargo, nuestra sociedad está quizá sufriendo un cambio trascendental en la forma de interaccionar humana sin precedentes: quizá la aparición del teléfono o los primeros emails pueda equipararse hasta cierto punto ya que facilitaban y agilizaban determinadas tareas profesionales.

La comunicación no sólo evoluciona, sino que se revoluciona gracias o debido a a los Medios Sociales, ya que hemos pasado de un sistema de Sociedad de la Información, un modelo de comunicación unilateral en la que existían determinados agentes que controlaban la información, la segmentaban, la manipulaban, etc, y nos la servían lista para consumir, sin más. Es un sistema que permitía que la información siempre estuviese en manos de unos pocos y con una mínima, si era existente, capacidad de respuesta, y por lo tanto, sin diálogo, sin conversación. Una comunicación de masas, pensaba para un público oyente y pasivo.

Era la época de los grandes comunicadores, los líderes de opinión, y ojo, lo sigue siendo,, porque no cabe duda de que siempre existirán grandes personalidades que destaquen en su área profesional y sean seguidos, escuchados por muchos.

¿Cuál es el cambio?

La Sociedad de la información, de las capacidades tecnológicas de difundir información de forma masiva, hemos pasado a la Sociedad del Conocimiento, a la capacidad humana de gestionar dicha información de forma crítica, y más allá, de difundirla, compartirla, discutirla y hacerla múltiple y conversacional.
Si eres comunicador, si eres periodista, Community Manager o Editor de Contenidos, no puedes olvidar “este pequeño” cambio.
El hablar de capacidades humanas en lugar de capacidades tecnológicas supone que estamos ante un mundo multiplural, multiconversacional, donde las perspectivas, la tolerancia, la convivencia se hacen indispensables, estamos reescribiendo la forma de relacionarnos.
La comunicación de masas de la época de la sociedad de información suponía una ruptura de vínculos emocionales en la que la comunicación se trataba como algo impersonal y deshumanizado, por así decirlo,  en definitiva, una comunicación que da poder aristocrático a quienes la ostentan de un modo casi absolutista.
Las Redes Sociales han cambiado ese modelo, los Blogs son cada vez más  un medio de influencia, de conversación y diálogo, y todos queremos compartir información, consumirla, dar una opinión que nos lleve a una perspectiva mucho más amplia y rica de la realidad. Es la era de los influencers
Dicho de otro modo, hemos pasado de los “comunicadores” a los “conversadores“: cada vez que un profesional comparte una información, debe ser consciente de que será no sólo leído, sino comentado, compartidos, sometido a diálogo: es la era de la interrelación, de la conversación, y más aún, si compartes una información pero te limitas a ponerla en facebook, twitter, blogs, etc, sin escuchar, sin contestar, sin generar un diálogo, dejarás de ser interesante, porque ese modelo está obsoleto, un modelos 1.0 que no responde, que no escucha, y que no interacciona.
Nuevos valores: empatía, solidaridad, tolerancia, interrelación, conversación, humanidad, humildad, colaboración…
¿Comunicas o conversas?
Artículos relacionados: 
Mundo referencial y psicosemántica: nueva teoría de la comunicación

Si te ha parecido interesante el contenido puedes compartirlo en los Social Media, y si quieres postear este artículo en tu blog o website, contacta primero a la autora para evitar conflictos con el copyright.

Dolores Vela

Social Media Strategist, Comunicación 2.0 y Marketing Online.

You may also like...

4 Responses

  1. ilopant dice:

    Muy interesante esta esquematización del modelo de comuniación 2.0 basado en la interacción. Salvo por cuestiones grupales o de proximidad local, el 90 % de las informaciones vertidas en Twitter son retwits (= opniones de OTROS), enlaces u opiniones personales sin ningún tipo de diálogo. En esta sociedad en la que todo es tan inmediato, se consumen twits a tal velocidad que normalmente se olvida la componente fundamental del 2.0: la vía de retorno, la respuesta, en definitiva, el diálogo. No se puede esperar que una opinión vertida en un medio público como Twitter vaya a ser asumida como "válida" sin más. Se debe, y digo debe, ya que es una obligación para ser verdaderamente 2.0 habilitar el mecanismo de retorno que éste pone a disposición de la comunidad, máxime cuando las posibles respuestas sean discrepantes o, sobre todo, cuestionen, aportando un nuevo y diferente punto de vista, la información ofrecida en origen por el posteador. De otra manera, se estaría estancado en un arcaico modelo 1.0 de censura tipo "al que no le guste que no lolea", eso sí, usando (erróneamente) para ello unas muy cool herramientas 2.0. Un tweetline no es lo que uno publica para comprobar lo mucho que agrada su propietario a sus seguidores. Un tweet line debe ser la herramienta que ponga los puntos de vista propios a disposición de aquellos que puedan enriquecerlos con puntos de vista distintos. Aceptar sólo aquellas respuestas acordes al punto de vista original está tan lejos del 2.0 como un SmartPhone sin WhatsApp.

  2. Dolores Vela dice:

    Gracias por el comentario, pero si te digo la verdad, no entiendo muy bien la conexión de lo que expresas con el post, no sé si es que es lunes, o que estoy hoy con el día tonto. Estoy de acuerdo con lo que dices respecto a la cantidad de información duplicada, todos sabemos que está ahí, y por supuesto que necesitamos aceptar cualquier respuesta, lo que no sé es si tú has entendido en mi post que yo dijese lo contrario, porque de ser así, está mal expresado pro mi parte, ya que como digo en el artículo, se trata de tener múltiples perspectivas, de enriquecernos con la conversación, opiniones, etc…

    Un saludo y gracias

  3. ilopant dice:

    Hola Dolores. Mi comentario no va dirgido "contra" tu magnífica exposición, sino al contrario. Lejos de expresarte mal, has refeljado con total perfección cuál debería ser el verdadero espíritu del modelo 2.0. Si te das cuenta mi omentario lo que hace es abundar en tus magníficas exposiciones, realzando puntos que ya tú has comentado en el post y que resume de una brillante manera este párrafo tuyo: "cada vez que un profesional comparte una información, debe ser consciente de que será no sólo leído, sino comentado, compartidos, sometido a diálogo: es la era de la interrelación, de la conversación, y más aún, si compartes una información pero te limitas a ponerla en facebook, twitter, blogs, etc, sin escuchar, sin contestar, sin generar un diálogo, dejarás de ser interesante, porque ese modelo está obsoleto, un modelos 1.0 que no responde, que no escucha, y que no interacciona." Mi comentario es una denuncia que hago, aprovechando está magnífica exposición tuya, sobre algo que vengo detectando desde hace tiempo, y es el uso de las herramientas 2.0 como mero escaparate personal en la que sólo existe comunicación unidireccional, en plan "mirad lo que hago! mirad lo que pienso! mirad que guay soy!", cortando de raíz el canal de retorno que el 2.0 habilita a aquellos que tienen algo que decir a ese "mirad, mirad". Es en ese sentido, y no sólo en perfecta conexión con tu exposición, sino complementándola y abundándola (sobre todo en esa maravillosa frase en la que dices "sin generar un diálogo, dejarás de ser interesante, porque ese modelo está obsoleto, un modelos 1.0 que no responde, que no escucha, y que no interacciona), que repito: De otra manera, se estaría estancado en un arcaico modelo 1.0 de censura tipo "al que no le guste que no lo lea", eso sí, usando (erróneamente) para ello unas muy cool herramientas 2.0. Un tweetline no es lo que uno publica para comprobar lo mucho que agrada su propietario a sus seguidores. Un tweet line debe ser la herramienta que ponga los puntos de vista propios a disposición de aquellos que puedan enriquecerlos con puntos de vista distintos. Aceptar sólo aquellas respuestas acordes al punto de vista original está tan lejos del 2.0 como un SmartPhone sin WhatsApp. Espero haberme explicado mejor, pero en caso contrario, no dudes en usar el canal de retorno, muy gustosamente responderé a las dudas o puntos que consideres no se ajusten a lo que tú querías expresar, aunque yo creo que estamos diciendo lo mismo 🙂

  4. muy buen articulo, la verdad es que tanto hablar como herramienta de publicidad esta teniendo mucho exito las redes sociales, yo las utilizo para publicidad y tiene mucho exito y luego para hablar con amigos,compañeros, etc

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comentar, completa *